Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 2019
Sistema nervioso

Diferencias en las células inmunitarias según el sexo

Las células de la microglía difieren según provengan de ratones macho o hembra.

Meron Maricos, Centro Max Delbrueck para la Nedicina Molecular Medicine (MDC)

También en las células inmunitarias existen diferencias entre sexos. Susanne Wolf y otros científicos del Centro Max Delbrück de Medicina Molecular, en Berlín, han observado que las células de la microglía difieren según provengan de ratones macho o hembra. Las microglías son los «basureros» del sistema nervioso central: retiran las sustancias de desecho y los restos de células del encéfalo; además, luchan contra los patógenos y avisan a otras células inmunitarias para que acudan donde sea necesario.

En el cerebro de los roedores macho, los investigadores encontraron más células de la microglía, y de mayor tamaño, que en las hembras. En células aisladas, el grupo identificó más de 1000 genes y de 300 a 400 proteínas que, dependiendo de su procedencia, se regulaban de distinta forma. Además, algunas de las que se encargan de producir moléculas de defensa mostraban una mayor actividad en los machos.

Por otro lado, los investigadores detectaron en la microglía de los machos una mayor tensión de la membrana, y las células reaccionaban con más intensidad a la molécula señalizadora ATP, la cual se segrega cuando existe daño neuronal. Por tanto, parecía que las células inmunitarias masculinas se ponían en alerta más rápido, pero también sucumbían antes: los genes que se encargan de la muerte celular programada estaban más activos en los machos, mientras que en las hembras destacaban los mecanismos de reparación del ADN.

Desde hace unos años, algunos científicos vienen criticando que, por lo común, los estudios en animales se llevan a cabo solo en ejemplares macho, lo que podría sesgar los resultados. A tenor de los datos obtenidos, Wolf y su equipo recomiendan que se tengan más en cuenta las diferencias entre sexos en la investigación de las enfermedades neurológicas y psiquiátricas.

Fuente: Cell Reports, 10.1016/j.celrep.2018.08.00, 2018

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.