Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 2019
Neurociencia

Neuronas «escaramujo» en el cerebro humano

Hallan un nuevo tipo de neurona internuncial en la primera capa de la corteza cerebral.

Reconstrucción digital de una neurona «escaramujo». [Tamas Lab, Universidad de Szeged]

Los vocablos ingleses tienen a veces docenas de traducciones posibles. Así, el nombre de rosehip, con el que Ed Lein y otros investigadores del Instituto Allen para la Ciencia del Cerebro, y Gábor Tamás, de la Universidad de Szeged, en Hungría, acaban de bautizar una neurona recién descubierta que podría traducirse como «rosa mosqueta». Sin embargo, su otra acepción, «escaramujo», describe mucho mejor esta célula tan finamente ramificada.

El nuevo tipo de neurona es lo que se denomina una neurona internuncial, que conecta entre sí otras neuronas, aclaran los científicos. Se localiza en la primera de las seis capas de la corteza cerebral, donde la neurona «escaramujo» envía señales inhibidoras a las células piramidales mediante el neurotransmisor GABA, con el fin de reducir y controlar la actividad de dichas células. Lo asombroso del fenómeno es que las neuronas en cuestión están asociadas solo a determinados lugares, lo que sugiere una función específica, como un freno que funciona en puntos donde otras neuronas inhibidoras no llegan, según señalan los investigadores. Al parecer, estas células nerviosas podrían constituir hasta una décima parte de las neuronas inhibidoras de la capa superior de la corteza cerebral.

Los científicos de la Universidad de Szeged identificaron estas neuronas en muestras de tejido ­cerebral de varios pacientes. Por su parte, los investigadores del Instituto Allen las detectaron al examinar el cerebro de dos hombres de mediana edad que habían fallecido y donado su cuerpo a la ciencia. En cambio, no se pudieron encontrar neuronas «escaramujo» en el cerebro de roedores. Ello no significa que el nuevo tipo de célula nerviosa sea exclusivo de los seres humanos. En el futuro, los científicos prevén investigar si las neuronas «escaramujo» se hallan en otras regiones cerebrales y examinar su presencia en personas con enfermedades neurológicas para obtener más información sobre su función.

Fuente: Nature Neuroscience, vol. 21, págs. 1185-1195, 2018

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.