Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Mente y Cerebro
  • Noviembre/Diciembre 2016Nº 81
Cartas de los lectores

Gratuito

Sobre el alma, la fase REM del sueño y el libre albedrío

Menear

Alma, psique y mente

Maria de Lourdes Stiegeler: Con gran interés leí el articulo «Lo que queda del alma» [por Steve Ayan, Mente y Cerebro n.o 78, 2016], pero me esperaba más. En él las palabras alma y mente se utilizan como sinónimos. La palabra «mente» deriva del griego nous. Nous o mente es lo que nos hace humanos. Se trata de la capacidad de criterio del propio estado de ánimo, de la creatividad, del sentir ético, de la intencionalidad y de la razón. La mente piensa que se es inmortal. No solo existe el fisicalismo y el dualismo; también se puede hablar del idealismo y de la interpretación de que los humanos somos seres tridimensionales.

Fase REM del sueño

Mariano López Brusi, Las Torres de Cotillas: En el artículo «Percepción durante el sueño» [por Michael Schredl; Mente y Cerebro n.o 79, 2016], el apartado En breve hace referencia a la duración del sueño REM. En la explicación se especifica que esta fase tiene una duración de entre 60 y 90 minutos. Los ciclos com­pletos de sueño tienen una duración de entre 90 y 120minutos y cada ciclo se compone de cinco fases. Unos 45 minutos después de que se inicie la fase 4 se producen unos cambios muy importantes durante el sueño: puede decirse que el cuerpo se inmoviliza y que hay unos movimientos muy rápidos de los ojos; es lo que nos indica que hemos entrado en la fase REM. Durante la etapa del sueño se repiten cuatro o cinco veces los ciclos completos y, concretamente, la fase REM del primer ciclo tiene una duración aproximada de unos 10 minutos. Este tiempo va aumentando según se repiten los ciclos hasta que, en el último, se presenta una duración máxima de entre 30 y 40 minutos.

Responde Michael Schredl: Estimado señor López, en su mensaje describe un perfil del sueño normal y resume muy bien las diferentes fases de sueño. En el apartado En breve del artículo se indica la duración total del sueño REM.

Sobre el libre albedrío

Rainer Biermann, Wuppertal: En relación con la noticia «El “punto sin retorno” del libre albedrío» [Mente y Cerebro n.o 80, pág. 6, 2016], quería comentarles que, desde mi punto de vista, el denominado «libre albedrío» consiste en una instancia de regulación. Es decir, el libre albedrío es capaz de inhibir impulsos primarios inconscientes. Ello significa, a su vez, que un impulso inconsciente se puede blindar de impulsos competentes para, de esta manera, «abrirse paso». Esto se corresponde también con las interpretaciones teóricas de la llamada psicología del libre albedrío. El resultado del experimento que se explica confirma este punto de vista. De todas formas, el libre albedrío no es el «agente motivacional»; los mecanismos de control prerracionales, afectivos e involuntarios son los que nos impulsan. El ser humano no se puede liberar de ello; por este motivo no existe un auténtico «libre albedrío».

 

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados