Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Procesamiento inconsciente de información

Nuestro cerebro evalúa sin cesar una multitud de informaciones procedentes de nuestros sentidos. Lo hace de forma inconsciente. Pero, ¿quién podría pensar que se pueden leer palabras e incluso "comprender" su significado sin que nos demos cuenta?

"Mantenga la distancia de seguridad", aconseja el indicador luminoso de la autopista. Queda enseguida atrás, lo mismo que otros indicadores, situados en el lateral: "Placas de hielo"--"Infopista, F.M."--"Zona de descanso"--"Logroño"--"Salida a 250 metros". De repente el deslumbrante destello de un radar. ¿Me afecta? ¡Imposible! Tenía la vista concentrada en la carretera; cualquier disco de limitación de la velocidad, estoy seguro, me habría llamado la atención. Reflexiono sobre lo observado en los últimos minutos. Pero las imágenes de mi memoria visual son incompletas, plagadas de puntos en blanco.
Lo experimentamos a diario, Aunque nuestro entorno nos parezca, en todo momento, continuo en el espacio y el tiempo, transcurrido cierto intervalo sólo recordamos retazos de la escena. ¿Dejamos acaso de percibir, de forma consciente, muchos detalles, un indicador de la carretera por ejemplo? ¿Cómo consigue, entonces, el cerebro representarnos imágenes completas y con sentido?

Contenidos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.