Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Reflexión en grupo

"Cuatro cabezas son más creativas que una sola", se dice el presidente de la agencia de publicidad mientras convoca a los directivos a una reunión en busca de ideas nuevas. Pero no es oro todo lo que reluce en las hoy tan ponderadas reflexiones conjuntas

Todo empezó en el año 1953 cuando Alex Osborn, copropietario de una de las mayores agencias de publicidad en aquel momento (Batten, Barston, Durstine & Osborn, Inc.), publicó el libro Applied Imagination. El objeto preciso de esta obra era exponer los principios y los métodos del pensamiento creativo. Para ello, el autor proponía, en las 10 últimas páginas, un método con el que supuestamente se podía más que duplicar las ideas innovadoras de un grupo: "la tormenta de ideas". La expresión inglesa brainstorming (tormenta o tempestad cerebral) provenía de sus colaboradores, con quienes había ensayado el método; a Osborn le convenció porque los participantes tenían que hacer uso del cerebro (brain) para resolver de forma imaginativa un problema.

El método en cuestión cobró en seguida una enorme popularidad —lo mismo en medios industriales que burocráticos— y adquirió de inmediato carácter de cultura general. Muy pronto apareció como palabra clave en el venerable diccionario Webster de la lengua inglesa y pocos años más tarde lo hizo en el diccionario alemán Duden. Si hoy se efectuara una consulta en Internet con el buscador "Google", aparecerían 230.000 respuestas para este concepto. Por otra parte, muchos asesores de organizaciones no cesan de recomendar esas reflexiones en grupo como panacea contra la pereza intelectual. Por eso, puede sonar casi herético cuestionarse en este artículo si las reuniones colectivas de este tenor aumentan la creatividad.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.