Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

La inteligencia de los robots

Imitar los movimientos naturales, tal es el objetivo que persiguen los creadores de "CoRA". El robot pone de manifiesto que la simple acción de asir un objeto con la mano plantea cuestiones insospechadas.
MIRACLE STUDIOS www.miraclestudios.com
El ser humano es un maestro de la precisión motora. Si es necesario, enrosca una minúscula tuerca en un tornillo mínimo con los ojos vendados, una destreza manual carente de competencia. Igualmente, para la mayoría de nosotros no representa ninguna dificultad buscar un objeto en un montón desordenado y recuperarlo. Pero asir y manipular de forma precisa y certera objetos desconocidos es una acción mucho más compleja de lo que solemos presuponer.
Los investigadores en inteligencia artificial (IA) podrían escribir un libro al respecto. Desde hace decenios vienen intentando programar, en los robots, movimientos que reflejen destreza. Con un éxito limitado. Si bien es cierto que las máquinas de supercomputación superan al ser humano en numerosas actividades complejas relacionadas con el pensamiento, la planificación y el cálculo (por ejemplo, el ajedrez), en los aspectos motores un niño de tres años de edad sigue mostrando más habilidad que las máquinas.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.