Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

La percepción del error

Los errores sutiles pueden acarrear graves consecuencias. Sin embargo parecen inevitables. ¿Qué sucede en nuestras neuronas cuando cometemos un error? ¿Qué lecciones extrae entonces el cerebro?
MIRACLE STUDIOS www.miraclestudios.com
26 de abril de 1986: después de unas pruebas rutinarias, debido a toda una cadena de desgraciados errores en el mantenimiento, la central nuclear soviética de Chernobil queda fuera de control. La explosión del bloque 4 del reactor desencadena la mayor catástrofe de la historia de la aplicación pacífica de la energía nuclear.
22 de septiembre de 2006: en las instalaciones para pruebas ferroviarias de Emsland en Lathen el tren elevado magnético 08, que circula a 162 kilómetros por hora, choca contra un vagón-taller. En el impacto, el vagón y la parte delantera del tren quedan convertidos en chatarra: 23 personas murieron y diez resultaron heridas.
Estos dos accidentes, al igual que otras catástrofes técnicas, comparten una misma causa, el denominado "fallo humano". Las consecuencias pueden ser fatales. Si nos ponemos a analizarlas, deduciremos que nadie puede considerarse libre de culpa. A diario cometemos errores, pequeños y grandes; en la mayoría de las ocasiones, apenas nos damos cuenta porque los corregimos en seguida. Cuando escribimos con el ordenador, por ejemplo, nos equivocamos a menudo pulsando indebidamente una tecla, que solemos enmendar pulsando de inmediato la tecla de borrado, antes incluso de que percibamos el fallo en la pantalla.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.