Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Mente y Cerebro
  • Noviembre/Diciembre 2009Nº 39
Syllabus

Terapia

Esquizofrenia crónica

Utilización de animales de compañía en los programas de rehabilitación
Menear
En los últimos años, y coincidiendo con el surgimiento de la psiquiatría comunitaria, hemos asistido a un progresivo proceso de desinstitucionalización de los pacientes ingresados en centros psiquiátricos. A los menos discapacitados se les reconduce a los nuevos recursos comunitarios, dejando a los graves en otros más institucionalizados. Los pacientes institucionalizados presentan peor calidad de vida que los comunitarios, no experimentan mejora en sus habilidades de la vida diaria y se reduce al mínimo su red social.
Los enfermos mentales severos que predominan en las instituciones psiquiátricas son los diagnosticados de esquizofrenia. Esta enfermedad presenta tipologías clínicas muy heterogéneas y una evolución que, en muchos casos, conducirá a una discapacidad notable. Al tratarse de pacientes institucionalizados, no es fácil su entrenamiento en habilidades y roles sociales.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados