Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

La generación del móvil

No se puede concebir el mundo de los jóvenes actuales sin el teléfono móvil. Les sirve de repositorio musical, central de comunicación y símbolo de distinción. Pone a disposición de los adolescentes nuevas formas de expresar su pertenencia y afinidad.
© istockphoto / matjaz boncina
Encontrar hoy un adolescente que no disponga de un móvil es más difícil que dar con un chico de 13 años al que le guste la ópera o una quinceañera que no se preocupe por su figura. Ningún otro grupo de edad ha integrado la telefonía móvil en su vida cotidiana con tanta celeridad e intensidad que los adolescentes de 12 a 19 años. En 1998 sólo un ocho por ciento de los jóvenes poseían teléfono propio. En 2002 el porcentaje era ya de 82 por ciento y siguió subiendo hasta el 94 por ciento registrados en 2007. Los expertos hablan de saturación de móviles en el ámbito juvenil. Incluso uno de cada dos preadolescentes, entre 10 y 13 años, posee su móvil.
La fascinación por tales ingenios actúa de nexo común entre los jóvenes de todos los estratos sociales. A diferencia de lo que acontece con los ordenadores, aquí no hay discrepancia entre chicas y chicos. De hecho, la cantidad de usuarias es ligeramente superior que la de usuarios; aquéllas lo utilizan, además, con mayor precocidad y frecuencia.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.