Relación entre estrés y drogadicción

El estrés es uno de los factores que interviene en la adquisición, mantenimiento y recaída de la conducta adictiva, existiendo ciertos rasgos de personalidad más vulnerables al estrés y a caer en el consumo de drogas.

© istockphoto / Vinicius Ramalho Tupinamba

La exposición a ciertas situaciones de estrés puede aumentar la tendencia a la drogadicción. Así se desprende de la investigación reciente. Por una parte, el estrés puede incrementar la probabilidad de que el individuo se inicie en el mundo de la droga, que con el tiempo termine adquiriendo una conducta adictiva. Por otro, en sujetos ya adictos, las situaciones estresantes favorecen la persistencia de dicha conducta.

De hecho, uno de los factores que está relacionado con una recaída en el consumo una vez el toxicómano se ha desintoxicado es la exposición a situaciones de estrés.

Se ha sugerido también que ciertos adictos utilizarían las drogas para "automedicarse" y reducir así ciertos síntomas existentes con anterioridad, como la ansiedad y la depresión causados por la exposición a situaciones estresantes. Resulta evidente, además, que ciertas drogas empeoran la psicopatología existente o incluso pueden ser las causantes de ella.

Contenidos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.