Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Markus Topel, Darmstadt (Alemania): Desde hace unos años soy suscriptor y entusiasta lector de Mente y Cerebro. Sin embargo, el artículo «¿Por qué a veces nos despertamos poco antes de que suene el despertador?» [por Hans-Günter Weess en Mente y Cerebro n.o 93, 2018] me decepcionó. El artículo de Weess no responde la cuestión que se plantea en el título. En cambio, explica muchas cosas interesantes, pero irrelevantes para la pregunta y, finalmente, concluye con una simple exposición del fenómeno. Además, la afirmación sobre que la hormona cortisol es la responsable de nuestro despertar tampoco explica por qué dicha hormona se libera poco antes de las seis de la mañana.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.