Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2012
Neurodegeneración

Cuando las células auxiliares se tornan agresivas

En la esclerosis lateral amiotrófica, los astrocitos podrían estar atacando las neuronas en lugar de ayudarlas.
wikimedia commons / Neurorocker / CC BY 3.0
La esclerosis lateral amiotrófica (ELA), o enfermedad de Lou Gehrig, es un trastorno neuromuscular degenerativo que afecta, cada año, a unas 130.000 personas en todo el mundo. Las historias clínicas de la inmensa mayoría de estos enfermos indican que se trata de casos aislados, sin antecedentes familiares. Los síntomas de la pérdida de neuronas motoras empiezan a manifestarse a mediana edad; los pacientes fallecen alrededor de unos cinco años después del diagnóstico. Es muy poco lo que se sabe sobre las causas de la ELA, pero un estudio publicado en Nature Biotechnology lleva a pensar que la muerte de neuronas asociada a esta enfermedad podría ser causada por los astrocitos, un tipo de células cerebrales que normalmente ayudan a las neuronas.
Investigaciones anteriores indicaban que los astrocitos podían tornarse tóxicos en las formas raras de ELA con raíces genéticas. Los autores del estudio deseaban averiguar si podía darse un fenómeno similar en los casos aislados, más habituales. Y así resultó: al cultivar astrocitos tomados de estos pacientes de ELA, las neuronas motoras sanas del cultivo empezaron a morir a los pocos días. En cambio, neuronas de otros tipos no se vieron atacadas por sus ayudantes, lo que sugiere que estos dañan de forma selectiva a las células nerviosas que intervienen en el control de los movimientos corporales.
Brian Kaspar, autor principal del estudio y neurocientífico de la Universidad estatal de Ohio, se propone ahora determinar las causas de este comportamiento de los astrocitos. Si los investigadores pueden comprender las causas de la muerte de las neuronas motoras en la ELA, quizás aumenten las posibilidades de encontrar una cura.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.