Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2012
Psicología

En el lado oscuro

La lucha antiterrorista contó con la participación de psicólogos para el desarrollo y empleo de técnicas de tortura.
AP PHOTO / RICHARD ROSS

En síntesis

La psicología ha contribuido a lo largo de la historia al desarrollo y perfeccionamiento de técnicas de tortura. Incluso algunos psicólogos han participado en su aplicación.

La Asociación Estadounidense de Psicología manifestó en su día que el desarrollo de métodos interrogatorios suponía una valiosa contribución para la seguridad del Estado.

Tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York se intensificó la investigación sobre los métodos de tortura.
A través de la historia conocemos la inclinación humana de excluir a los «otros» a causa de su raza, religión, procedencia, sexo u orientación sexual y de negarles unos derechos humanos elementales. La psicología contribuye a explicar los mecanismos de ese tipo de conducta. No obstante, también ha pasado al otro lado: algunos psicólogos han contribuido al desarrollo y perfeccionamiento de técnicas de tortura, incluso han participado en su aplicación. Caso de los «métodos de interrogatorio innovadores» empleados en los campos de prisioneros de Guantánamo, Bagram o Abu Ghraib.
A inicios de 2007, la opinión pública mundial centró su interés en esos hechos. Por entonces, la Asociación Estadounidense de Psicología (APA, por sus siglas en inglés) manifestó que desarrollar «métodos de interrogatorio innovadores» o formar a personal de seguridad en la aplicación de estas técnicas suponía una «valiosa contribución» para «evitar daños a nuestra nación, a otras naciones y a ciudadanos inocentes».

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.