Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2012
Psicología

Entre la ira y el amor

Los celos llevan a las personas a cometer acciones que normalmente no se les pasarían por la cabeza. ¿Por qué?

© Fotolia / Peter Atkins

En síntesis

Los celos no aparecen solo en las relaciones de pareja: también surgen entre amigos, hermanos y padres. Además, pueden manifestarse a través de un amplio abanico de sentimientos (miedo, ira o tristeza).

La explicación científica de por qué sentimos celos resulta controvertida. La teoría evolutiva señala que ese sentimiento aseguraba una transmisión genética exitosa.

Nuevas investigaciones indican que las expectativas culturales desempeñan una importante función.

Frank aprieta el puño metido en su bolsillo cuando ve que un tipo atractivo intenta ligar con su chica en una fiesta. Paula navega durante horas por el perfil en Facebook de su nuevo novio tras la pista de mensajes de su «ex». Y Mia, con tan solo dos años, siente rabia cuando su madre toma en brazos a un bebé extraño.

La mayoría de las personas sabe qué es sentir celos. Quien se ve importunado por ellos percibe que su nexo con otra persona (sea una pareja, una amistad o incluso la madre) o su propia identidad corre un riesgo. También atraviesa por un mar de sentimientos: miedo, tristeza o ira. Incluso puede acabar dudando de sí mismo.

La pregunta de por qué existen los celos provoca aún hoy el debate entre los investigadores. ¿Se trata de un componente normal de las relaciones sociales? ¿Acaso las rabietas con la pareja siguen un patrón evolutivo que resultó útil en algún momento del desarrollo de la historia de la humanidad? Los psicólogos buscan esas y otras respuestas.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.