Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2012
Psicosomaticidad

¡Ese soy yo!

Una escasa destreza para adoptar posturas raras puede originar ilusiones extracorpóreas.
© Dreamstime / Edyta Pawlowska
Son muchos quienes afirman haber tenido una experiencia extracorpórea en algún momento de su vida. Ahora, los científicos están más cerca de conocer el porqué. Un estudio publicado en Cortex en julio de 2011 sugiere que estas misteriosas ilusiones pueden deberse a una percepción poco integrada del propio cuerpo. Los investigadores indagaron en un grupo de personas mentalmente sanas y hallaron que una de cada cuatro manifestaba haber experimentado alguna ilusión extracorpórea. Se les pidió, después, que imitasen la postura de un maniquí y que, en esa postura, tratasen de averiguar en qué mano lucía la figura una llamativa joya. Quienes manifestaron haber tenido episodios de extracorporeidad fallaron más, lo que indica que les resultaba más difícil integrar la información enviada por sus sentidos y percibir su postura corporal. Los autores conjeturan que al ser más laxo el vínculo con su cuerpo, puede resultar más fácil que lo perciban desde una perspectiva externa.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.