Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Terapia génica para el baile de San Vito

Ciertas proteínas artificiales podrían ayudar a tratar la enfermedad de Huntington, según se ha demostrado en múridos. El estudio ha recibido el primer premio del concurso de fotografía científica organizado en el VIII Congreso de la FENS.

CORTESÍA DE CARMEN AGUSTÍN PAVÓN

En 1872, George Huntington describió una serie de pacientes con una característica en común: movimientos incontrolables o corea (del griego, «danza»). Más tarde, la enfermedad recibiría el nombre del joven médico inglés, aunque ya desde la Edad Media se sabía del trastorno. En 1374, Paracelso, también médico, además de alquimista y astrólogo, se refirió a este mal, el cual se conocería en el siglo XVII como baile de San Vito. Por aquel entonces, los afectados se tildaban de endemoniados. Con todo, hubo que esperar hasta 1993 para identificar la causa de la patología. Para ello fueron necesarios los esfuerzos de seis decenas de científicos congregados en uno de los puntos del planeta donde existe una mayor prevalencia de la enfermedad: alrededor del lago Maracaibo, en Venezuela. Allí, unas siete personas de cada 1000 padecen la patología, cuando el promedio entre la población europea se sitúa alrededor de cinco afectados por cada 100.000 individuos.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.