Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Noviembre de 2013
Neuroimagen

Actividad cerebral y esquizofrenia

El análisis de la actividad electromagnética cerebral puede ayudar a monitorizar la esquizofrenia. No obstante, debe tenerse en cuenta la heterogeneidad de este trastorno.

Una de las mayores dificultades en el tratamiento de muchas enfermedades psiquiátricas es la falta de biomarcadores que ayuden en su diagnóstico y seguimiento. En los últimos años, avances en bioquímica, neuroimagen y electrofisiología han conducido al desarrollo de métodos que podrían servir como tales.

Pese a que numerosos grupos de investigación han analizado la actividad electromagnética cerebral en pacientes con esquizofrenia, los resultados han sido con frecuencia contradictorios. Estudios recientes sugieren que tales discrepancias podrían deberse a la heterogeneidad de la enfermedad. Con todo, ha emergido un interesante patrón en los análisis de la actividad cerebral, según el cual determinadas personas con esquizofrenia podrían sufrir un proceso anormal de maduración cerebral.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.