Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Noviembre de 2013
Técnicas de la neurociencia

El código dendrítico

Las simulaciones por ordenador permiten descifrar los principios arquitectónicos de las dendritas e incluso reproducir la ­estructura de árbol de estas prolongaciones celulares gracias a una sencilla fórmula.

CORTESÍA DE HERMANN CUNTZ Y MICHAEL HAUSSER, UCL

En síntesis

La estructura de las dendritas puede modelarse a través de las matemáticas siguiendo dos principios básicos: la optimización de los costes de material y la propagación de la señal.

La estructura de ramificaciones de una neurona influye sobre su funcionalidad.

A partir de la interconexión de una neurona puede determinarse mejor su anatomía que a partir de la función que realiza.

Este artículo forma parte de la serie de MyC «Técnicas de la neurociencia».

Clínica Universitaria de Fráncfort, edificio 27, despacho número 20. Ni probetas, ni microscopios, ni cobayas en la estancia. Tan solo unas imágenes por ordenador cuelgan de la puerta del armario. Al parecer están ahí de modo provisional, pues se sostienen con cinta adhesiva. Su contenido revela el objeto de estudio de quien ocupa la sala.

Desde mayo de 2011, el doctor en biología Hermann Cuntz desarrolla en estas dependencias su actividad investigadora en torno a la neurona. Para ello utiliza una estación de trabajo del fabricante de ordenadores Dell dotada de ocho giga­bytes de memoria como única herramienta. «Además de una tarjeta gráfica excepcional —apunta Cuntz—. No necesitamos más para descifrar el código ­dendrítico.»

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.