Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

  • 19/10/2018 - ECOLOGÍA

    La biodiversidad también puede desestabilizar los ecosistemas

    La riqueza de especies aumenta la estabilidad temporal del ecosistema, pero disminuye su resistencia frente a un aumento de la temperatura.

  • 18/10/2018 - Sordera

    ¿Restaurar la pérdida de audición?

    Experimentos realizados en ratones identifican una proteína cuya estimulación promovería la regeneración de las células sensoriales dañadas por el exceso de ruido o la edad.

  • 17/10/2018 - astronomía

    Pero ¿cómo se forman realmente los planetas?

    Como un coche que pesa el doble que el acero con que lo hicieron, los exoplanetas tienen una masa mucho mayor que el material del que surgen. Este nuevo hallazgo pone en entredicho las teorías de la formación planetaria.

  • 17/10/2018 - Comportamiento

    Por qué vivir en pareja engorda

    Los hábitos comunes que se adquieren durante la convivencia son los responsables del aumento de peso.

  • 16/10/2018 - astronomía

    Grandes penitentes de Europa

    Recuerdan a los nazarenos de una procesión, con sus ropas blancas y sus capirotes. Son unas agudas cuchillas de hielo que se juntan a cientos en neveros o campos de hielo. Y no las hay solo en la Tierra.

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Mente y Cerebro
  • Noviembre/Diciembre 2013Nº 63

Técnicas de la neurociencia

El código dendrítico

Las simulaciones por ordenador permiten descifrar los principios arquitectónicos de las dendritas e incluso reproducir la ­estructura de árbol de estas prolongaciones celulares gracias a una sencilla fórmula.

Menear

Este artículo forma parte de la serie de MyC «Técnicas de la neurociencia».

Clínica Universitaria de Fráncfort, edificio 27, despacho número 20. Ni probetas, ni microscopios, ni cobayas en la estancia. Tan solo unas imágenes por ordenador cuelgan de la puerta del armario. Al parecer están ahí de modo provisional, pues se sostienen con cinta adhesiva. Su contenido revela el objeto de estudio de quien ocupa la sala.

Desde mayo de 2011, el doctor en biología Hermann Cuntz desarrolla en estas dependencias su actividad investigadora en torno a la neurona. Para ello utiliza una estación de trabajo del fabricante de ordenadores Dell dotada de ocho giga­bytes de memoria como única herramienta. «Además de una tarjeta gráfica excepcional —apunta Cuntz—. No necesitamos más para descifrar el código ­dendrítico.»

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados