Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Mente y Cerebro
  • Mayo/Junio 2011Nº 48

Plasticidad neuronal

Sinapsis "durmientes"

Montar en bicicleta, tocar la guitarra, leer en francés. Con facilidad logramos reactivar capacidades que creíamos perdidas. Aunque no utilicemos las conexiones nerviosas correspondientes desde hace largo tiempo, una vez anudadas, permanecen.

Menear

Esquiar, jugar al tenis o tejer un jersey representan acciones motoras complejas que debemos practicar durante un tiempo para llegar a dominarlas. Una vez que las hemos interiorizado, tales capacidades casi nunca desaparecen; incluso después de un prolongado desuso somos capaces de volverlas a ejercer con mayor facilidad que cuando las aprendíamos. Aunque pasen muchos años, nos sigue sorprendiendo la rapidez con la que recordamos unos determinados pasos de baile que creíamos olvidados para siempre.

Este fenómeno tan familiar para los humanos no ocurre solo en el aprendizaje de patrones de movimiento. También se da en la memoria declarativa, la cual almacena los recuerdos relacionados con hechos y vivencias personales.

El primer científico en escrutar dicha propiedad de nuestra memoria fue el psicólogo alemán Hermann Ebbinghaus (1859-1909). Ya a finales del siglo xix, Ebbinghaus aprendió de memoria largas listas de sílabas absurdas (tipo «huk», «lik», «bök») para medir acto seguido cuántas repeticiones precisaba para reproducir de forma correcta una secuencia. Comprobó que, al memorizar de nuevo una serie de sílabas ya estudiada, requería de menos repeticiones para recordarla. La diferencia entre las reiteraciones necesarias de las primeras grabaciones y las siguientes la bautizó con el término «ahorro».

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados