Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 2018
Psicología

«La resiliencia puede entrenarse»

Existen numerosos programas para fortalecer la resistencia mental. Klaus Lieb, director del Centro Alemán de Resiliencia, explica las principales características de este entrenamiento.

Klaus Lieb es director del Centro Alemán de Resiliencia, en Maguncia. También dirige la Clínica de Psiquiatría y Psicoterapia de la Universidad de Medicina de Maguncia. [THOMAS HARTMANN, UNIVERSIDAD DE MAGUNCIA; CORTESÍA DE KLAUS LIEB]

¿Cómo puede fortalecerse la capacidad de resiliencia?

Entre los factores que han demostrado contribuir a la resiliencia destacan la habilidad de despertar emociones positivas en uno mismo con regularidad, asumir los retos con expectativas optimistas y construir una red social funcional a la que pueda acudirse en situaciones difíciles de la vida. Cuál de dichos factores ayuda más a una persona que atraviesa una situación crítica varía de un individuo a otro. El manejo de las crisis debe adaptarse siempre a las circunstancias y propias posibilidades. Si, por ejemplo, una causa estresante resulta incontrolable, la aceptación o, incluso, apartarla de la mente puede ser un método adecuado, mientras que en otras circunstancias puede resultar más beneficioso un afrontamiento activo.

¿Es posible aprender a ser resiliente?

Durante mucho tiempo se ha creído que la resiliencia es un rasgo de personalidad relativamente estable. Sin embargo, los estudios más recientes sugieren que se puede modificar, a pesar de la dotación genética. Por ejemplo, la conducta resiliente para regular los sentimientos de manera adecuada, o incluso la resiliencia en general, se pueden aprender. Además, su entrenamiento aporta efectos positivos para la salud mental. Pero este tipo de cambios exigen perseverancia y tiempo. Fortalecer la resiliencia personal es un proceso largo, con sus avances y retrocesos, que se desarrolla en circunstancias críticas reales. Por ese motivo, su entrenamiento no garantiza una mejora del bienestar; no debemos esperar que nos convierta en inmunes al estrés. Aunque sí nos muestra caminos para reconocer y optimizar el empleo de los recursos personales.

Artículos relacionados

Artículo incluido en

Meditar para ­mantener la calma

    • Patricia Thivissen

Las personas resilientes, como cualquier ser humano, experimentan preocupaciones y necesidades, pero con una diferencia: saben manejar esas situaciones de forma saludable. La meditación de consciencia plena ayuda a ello, según demuestran las variaciones genéticas y cerebrales observadas

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.