Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Mente y Cerebro
  • Julio/Agosto 2018Nº 91
Preguntas con respuesta

¿Recupera la hipnosis recuerdos enterrados?

Menear

el ser humano olvida constantemente: información más o menos relevante, nombres, números de teléfono, citas y un largo etcétera. Pero nuestra memoria no solo falla en relación con los recuerdos cotidianos. Una de mis pacientes escondió hace diez años 10.000 euros, pero olvidó dónde. En ocasiones, esta forma sencilla de olvido puede revertirse con ayuda de un trance hipnótico.

Durante la hipnosis, el paciente no duerme, sino que se encuentra en un estado relajado de vigilia, en el que alterna momentos de consciencia e inconsciencia. Es entonces cuando, con frecuencia, se activan las áreas cerebrales que nos posibilitan imaginar o recuperar memorias. Aunque mi paciente no logró hallar el escondrijo del dinero gracias a este procedimiento, descubrió, poco después y por casualidad, los anhelados billetes entre las páginas de un libro.

Junto con los olvidos cotidianos, existen formas graves de pérdida de memoria. Algunos pacientes no recuerdan determinadas acciones porque no encajan con su autoimagen. Incluso olvidan parte de su identidad. Otro de mis pacientes pasaba las mañanas en el salón recreativo, mientras que por la tarde ejercía de padre de familia ejemplar en casa: no podía recordar las horas que había invertido poco antes en el casino o su adicción al juego.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados