Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Alergias infantiles

Convertidas en un problema social, comprenden un grupo de enfermedades no infecciosas, producidas por una respuesta inmunitaria desproporcionada.
Las enfermedades alérgicas abarcan un grupo de patologías no infecciosas, producidas por una respuesta inmunitaria desproporcionada, o hiperrespuesta. De hecho, el concepto de alergia va unido al de hipersensibilidad. En la reacción defensiva se forman anticuerpos frente a antígenos comunes que no deberían causar enfermedad; por ejemplo, la leche de vaca, los ácaros domésticos o el polen del olivo.
Se llaman también enfermedades por hipersensibilidad y atópicas. Afectan a la piel, al aparato digestivo y al aparato respiratorio, sobre todo. En el caso de la piel, aparecen urticaria, angioedema y dermatitis atópica; en el del aparato digestivo, estomatitis, esofagitis eosinofílica y enteritis; en el del aparato respiratorio, rinitis, faringotraqueítis, asma y alveolitis. Afecciones oculares alérgicas son las conjuntivitis, y reacción alérgica general es la anafilaxia. Un mismo alérgeno puede inducir manifestaciones muy diversas; así, la leche de vaca puede ser causa de rinitis, enteropatía, urticaria, gastritis, asma o anafilaxia.

Contenidos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.