Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2011
Lateralización cerebral

Armonía hormonal

Nuestro cráneo alberga dos hemisferios cerebrales. Si empleamos ambos lados por igual o, por el contrario, si utilizamos más uno que otro depende, en parte, de nuestras hormonas.
© istockphoto / Henrik Jonsson
A primera vista, el cerebro parece formado por dos imágenes especulares: como si de una figura simétrica se tratara. No obstante, esta primera impresión resulta engañosa. Desde hace más de cien años, se sabe que los hemisferios cerebrales, casi simétricos y tan solo unidos por el cuerpo calloso, cumplen funciones muy diversas a pesar de su semejanza. Es verdad que juntos controlan nuestra conducta; sin embargo, el lado izquierdo sobresale por sus «facultades» para el lenguaje, mientras que el derecho destaca por su percepción del espacio. Esta propiedad del cerebro, la «asimetría funcional», caracteriza no solo al ser humano, sino también a otras especies animales.
El grado de lateralización (desigualdad funcional entre un hemisferio y otro) varía según el sexo: si bien los hombres satisfacen las tareas lingüísticas y espaciales con el hemisferio especializado correspondiente, las mujeres parecen aprovechar por igual ambos hemisferios. Así pues, el cerebro femenino presenta una organización con más simetría funcional que el masculino [véase «Varón o mujer: cuestión de simetría», por Markus Hausmann; Mente y cerebro, n.o 7]. Métodos modernos de neuroimagen como la electroencefalografía (EEG) o la resonancia magnética funcional (RMf) corroboran dicho fenómeno.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.