El astrario de Giovanni Dondi

En el siglo XIV se construyó el primer mecanismo de relojería que representó los movimientos de los planetas tal como los explicaba la doctrina de Ptolomeo. El manuscrito de su inventor ha permitido su reconstrucción.

El interés de los sabios por la posición de los planetas en el cielo es común desde la antigüedad. Ya se les denominase astrólogos o astrónomos, siempre trataban de conseguir un enfoque científico. Antes de la adopción del sistema heliocéntrico en el siglo XVII y del descubrimiento de la forma elíptica de las órbitas de los planetas, la previsión de sus posiciones en el cielo pasó por tres etapas. El astrónomo griego Ptolomeo propuso en el siglo II que se descompusieran geométricamente los movimientos irregulares de los planetas en varios movimientos regulares, los cuales consiguió expresar en forma de tablas que permitían calcular la posición de cualquiera de ellos en cualquier fecha del calendario. El matemático italiano Campanus de Novara ideó en el siglo XIII un instrumento, llamado ecuatorio, que proporcionaba los mismos resultados, pero sin necesidad de cálculos: los discos que lo componen están dispuestos de tal forma que constituyen una representación concreta de las construcciones geométricas de Ptolomeo. Giovanni Dondi simplificó aún más el planteamiento un siglo más tarde y proyectó y construyó un ecuatorio accionado automáticamente por un mecanismo de relojería, al que llamó "astrario". Esta obra realmente única resulta todavía más impresionante por haber sido realizada en una época en la que no se tenían grandes conocimientos ni de relojería ni de ecuatorios.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.