Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

El Niño y la Oscilación del Sur

Las perturbaciones océano-atmosféricas que resultan en anomalías térmicas en el Pacífico tropical son fenómenos recurrentes que influyen en el clima general, así como en la organización de una serie de ecosistemas marinos.

En la naturaleza hay una serie de factores que controlan la abundancia de poblaciones y, consecuentemente, la organización de comunidades. Estos factores pueden ser bióticos, como la competencia y la depredación, y físicos, como la variabilidad ambiental. Un caso extremo de variabilidad ambiental se produjo entre julio de 1982 y julio de 1983. Este período se caracterizó por temperaturas anormalmente altas en la superficie del Pacífico oriental tropical, por valores extremadamente bajos en el índice de la Oscilación del Sur y por vientos alisios sumamente débiles sobre el Pacífico ecuatorial central y occidental.

Observáronse cambios de gran magnitud en los sistemas de convergencia y precipitación, que trajeron como consecuencia duras sequías en Australia e Indonesia y fuertes lluvias sobre el Pacífico central y oriental y las costas de Ecuador y Perú. Simultáneamente, hubo una drástica caída de la productividad del ecosistema marino en el Pacífico oriental tropical. Todos estos acontecimientos fueron resultado de uno de los más intensos episodios de un fenómeno oceano-atmosférico que forma parte del ciclo de El Niño y la Oscilación del Sur.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.