Las tinturas naturales

Sustituidas por los colorantes artificiales desde hace un siglo, las tinturas naturales vuelven a despertar el interés de industriales, químicos y arqueólogos.
En 1856, el joven químico inglés William Perkin se propuso fabricar un medicamento contra la malaria a partir del alquitrán de hulla. Fracasó en su intento. Sólo consiguió una sustancia violácea. El producto, la malveína, iba a iniciar una larga serie de colorantes artificiales que terminarían por sustituir a los naturales.
Antes de este acontecimiento fundamental en la historia de los tintes, para comunicar a las fibras textiles diversos colores estables y diferentes de los que tienen por naturaleza, las tinturas eran de origen vegetal y animal. Estos colorantes diferían de los utilizados en pintura en que, amén de adherirse a una superficie, debían ser solubles a fin de impregnar íntimamente las fibras.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.