Energías de fuentes renovables

La necesidad de afrontar el cambio climático y de asegurar el aprovisionamiento energético torna crucial la búsqueda de sustitutos para los combustibles fósiles.

JUSTIN SULLIVAN/GETTY IMAGES (coche); LESTER LEFKOWITZ (paneles solares); ARCTIC-IMAGES/CORBIS (planta geotérmica); GEORGE FREY/GETTY IMAGES (turbina eólica)

Las energías renovables, como la electricidad fotovoltaica o los biocombustibles, no proveen, hoy por hoy, ni un 7 por ciento del consumo energético estadounidense. Descontada la energía hidroeléctrica, este porcentaje no llega al 4,5 por ciento. En términos mundiales, las fuentes renovables proporcionan un exiguo 3,5 por ciento de la electricidad y menos todavía de los combustibles para transporte.

En EE.UU., la elevación de ese porcentaje —necesaria para gestionar los gases de efecto invernadero, el déficit comercial y la dependencia de proveedores foráneos— entraña, cuando menos, tres problemas complejos. El más evidente: capturar de forma económica la energía eólica, solar y de los cultivos. Logrado esto, debe trasladarse la energía desde los lugares donde resulta fácil recogerla (el soleado sudoeste o los ventosos Grandes Llanos) hasta los puntos de consumo. Está, por último, su conversión en formas utilizables. Dentro de la última categoría debe señalarse la carga de energía eléctrica en automóviles y camiones, tal vez en baterías o convertida en hidrógeno.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.