El comportamiento alimentario de los mosquitos

Comportamiento de Aedes aegypti, cuya hembra se alimenta de sangre. El aparato chupador es una pieza de un mecanismo biológico delicado construido con exquisitez, que en nada recuerda a una aguja hipodérmica.

Existen unas 3000 especies de mosquitos. La mayoría no resultan peligrosas para el hombre, a pesar de que su picadura puede ser muy molesta, hasta el pun­to de forzar el abandono de zonas idóneas, por lo demás, para su vida. Hay, sin embargo, 100 especies por lo me­nos que son realmente peligrosas para los humanos. Enfermedades tales como el paludismo (producido por protozoos), la filariasis (causada por filarias) y la fiebre amarilla (originada por un virus) se transmiten al hombre exclusivamente a través de la picadura de determinados mosqui­tos. ¿Cómo llegan los mosquitos a descubrir la presencia humana y cómo chupan la sangre? ¿Qué hace que su pi­ca­dura produzca prurito? ¿Cómo trans­miten las enfermedades ciertos mosquitos? Para dar con la respuesta a estas preguntas y a otras con ellas relacionadas, mis colegas y yo mismo hemos estudiado el comportamiento alimentario de la especie de mosquito más peligrosa: Aedes aegypti. Se trata de una criatura bonita, con zonas de escamas plateadas que se intercalan con otras de escamas negras, lo que da al insecto el aspecto de un delicado ti­gre volador. Aunque la fama de Aedes aegypti le viene por ser el mosquito de la fiebre amarilla, quizá convenga saber que es portador de un número de enfermedades mayor que cualquier otra especie congénere suya.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.