Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Temas IyC
  • Enero/Marzo 2007Nº 47

Astrofísica

Galaxias en colisión

La imagen de un universo estático e inmutable dista mucho de la realidad. Las galaxias son sistemas cambiantes que sufren transformaciones espectaculares debido a la interacción entre unas y otras.

Menear

Las galaxias son sistemas cambiantes, no sólo por su propia evolución interna, sino también por la interacción gravitatoria con otras galaxias. La idea de que las colisiones constituyen un proceso fundamental en la evolución galáctica surgió a mediados de los años 70 y ha sido confirmada por las pruebas acumuladas hasta hoy.

Las galaxias son inmensas fábricas de estrellas, que nacen en nubes compuestas de gas denso y polvo, las nubes moleculares. La primera generación de estrellas de una galaxia se formó a partir de los elementos primordiales, hidrógeno y helio, que se transformaron en elementos más pesados, como el hierro. Al final de su vida, las estrellas devuelven al medio interestelar la mayor parte de su masa, ya sea constituidas en supernovas o en nebulosas planetarias; quedan así las nubes enriquecidas con elementos pesados, listos para su aprovechamiento en la formación de una nueva estrella. Este proceso inicia la evolución química de las galaxias.

Puede conseguir el artículo en: