Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Agosto de 1994
Física

El límite clásico del átomo

Se admite que, mediante la creación de átomos de un tamaño notable, podrá estudiarse el paso de la física conceptualista del mundo cuántico a la mecánica clásica de la experiencia cotidiana.

A lo largo de este siglo, los físicos han empleado dos descripciones de la naturaleza muy diferentes. La física clásica explica el movimiento de los objetos macroscópicos —las ruedas, las poleas, los planetas, las galaxias— y describe las relaciones de causa y efecto, continuas y por lo normal predecibles, que se dan en las colisiones de las bolas de billar o entre la Tierra y los satélites que giran a su alrededor. La física cuántica abarca el mundo microscópico de los átomos, las moléculas, los núcleos y las partículas elementales; lo describe con leyes probabilísticas que determinan las transiciones entre los niveles de energía y gobiernan el paso por efecto túnel a través de las barreras de energía. Como la mecánica cuántica es la teoría fundamental de la naturaleza, tendría también que comprender el dominio clásico; es decir, al aplicarla a los fenómenos macroscópicos tendría que alcanzarse un límite donde equivaliera a la mecánica clásica.

Hasta hace poco, sin embargo, no se había elucidado la naturaleza exacta de esa transición. Se han creado sistemas atómicos que obedecen, durante un corto período, las leyes de la mecánica clásica. Para producirlos hay que excitar átomos hasta que se hinchen unas diez mil veces. A tal escala, la posición de los electrones se localiza estrechamente; por lo menos su órbita deja de ser una nebulosa que sólo representa posiciones probables: el electrón traza entonces alrededor del núcleo, como los planetas alrededor del Sol, una elipse.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.