Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Mayo de 2012
Clima

A golpe de palo de hockey

Michael E. Mann comenzó buscando un desafío científico y terminó sumido en una vorágine política en torno al cambio climático. Ahora relata su versión de la historia.

WIKIMEDIA COMMONS/DOMINIO PÚBLICO

En síntesis

Michael E. Mann estudia el cambio climático en la Universidad estatal de Pensilvania. Centra su investigación en la mejora de los modelos actuales y en la comunicación de cuestiones climáticas.

Autor del famoso gráfico del «palo de hockey», que muestra el reciente aumento de las temperaturas mundiales, fue víctima de una persecución mediática por parte de los escépticos del cambio climático.

En esta entrevista, Mann habla sobre la controversia suscitada a raíz de la publicación de ese gráfico y ofrece su propia versión de los hechos.

El climatólogo Michael E. Mann es más conocido por lo que él considera uno de los aspectos «menos interesantes» de su carrera. En la década de los noventa del siglo pasado utilizó los anillos de crecimiento de los árboles, las bandas de crecimiento coralino y los testigos de hielo como indicadores climáticos (variables proxy) para deducir temperaturas pasadas y combinó sus datos con las lecturas actuales de los termómetros. El registro anual de las variaciones de temperatura a lo largo de los últimos milenios permitió ampliar nuestro conocimiento sobre los ciclos climáticos naturales. En un artículo publicado en 1998 se le ocurrió incluir, como idea de última hora, un gráfico de la temperatura media en el hemisferio norte desde el siglo xv (que posteriormente amplió hasta el año 1000 d.C.). El gráfico del «palo de hockey», que muestra el modo en que han oscilado las temperaturas a lo largo del tiempo hasta dispararse en fecha más reciente, se convirtió en un emblema del cambio climático.

Pero también supuso una fuente de controversia. A pesar de que el Comité Nacional de Investigación de EE.UU. revisó el «palo de hockey» y aprobó sus conclusiones en 2006, en repetidas ocasiones Mann y sus investigaciones fueron víctima de un hostil escrutinio público que culminó en el caso Climategate: el robo y la publicación de la comunicación mantenida por correo electrónico entre Mann y sus colaboradores en 2009. A raíz de ello, la Universidad estatal de Pennsylvania, donde Mann trabajaba, lo investigó por falta de ética profesional (y lo absolvió en 2010). El fiscal general de Virginia, Ken Cuccinelli, demandó a la universidad de este estado, donde Mann había trabajado con anterioridad, y exigió que se investigue el trabajo que realizó allí. Finalmente, el Tribunal Superior de Virginia desestimó el pasado 2 de marzo la demanda de Cuccinelli. Con todo, Mann sostiene que sus detractores «no descansan».

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.