Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Abril de 2003
Computación

Invención por evolución

Programas de ordenador que funcionan por evolución darwinista están creando inventos nuevos y útiles. Merecen patentarse.

bryan christie design

En síntesis

La programación genética se sirve de una versión computarizada de la evolución para crear inventos nuevos. El método, que parte de millares de objetos de ensayo generados al azar, va seleccionando los individuos más aptos y aplica diversos procesos (mutaciones, recombinación sexual) para engendrar progenies sucesivas.

A lo largo de docenas de generaciones, la población va gradualmente cumpliendo los criterios deseados en medida cada vez mayor. Al final de la ronda, se toma el individuo más idóneo como solución del problema planteado.

Por lo que se refiere a la electrónica, la programación genética ha reproducido inventos patentados ya: antenas, algoritmos informáticos para la identificación de proteínas y reguladores de uso general. Algunos inventos obtenidos por evolución computarizada podrían merecer su propia patente.

Consideramos que, en el futuro, la potencia de cómputo disponible permitirá que los ordenadores personales aborden la programación genética y creen inventos que compitan con los ideados por seres humanos.

La evolución constituye un proceso creativo de inmensa potencia. Ha producido maravillas de complejidad inimaginable, sea la intrincada bioquímica de las células individuales o la elaborada estructura del cerebro humano. La evolución actúa con unos pocos procesos simples, a saber, la mutación, la recombinación sexual y la selección natural, procesos que itera durante muchas generaciones. En nuestros días, programas de ordenador sacan partido de versiones informáticas de estos mismos procesos para crear máquinas inteligentes. El procedimiento, denominado programación genética, ha permitido el diseño de programas informáticos y circuitos electrónicos capaces de realizar funciones específicas.

La programación genética ha reproducido 15 inventos electrónicos patentados con anterioridad, entre ellos varios que fueron calificados de fundamentales en sus respectivos campos cuando fueron dados a conocer. Seis de estos 15 inventos habían sido patentados por grandes instituciones de investigación con fecha posterior a enero de 2000, signo de que corresponden a las fronteras actuales de la investigación en dominios de importancia científica y práctica.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.