Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Dieta y evolución de los primates

Muchas características de los primates modernos, y también de nuestra propia especie, arrancan del comportamiento alimentario de un antepasado remoto, que vivía en la bóveda de la selva tropical.

Veinte años atrás, se admitía todavía que los simios, monos y prosimios hallaban en la bó­ve­da de la selva tropical una despen­sa repleta e inmediata. Les bastaba con alargar la mano para sacar de la alacena hojas, flores, frutos y otros componentes de árboles y lianas, su alimento. La investigación acometida desde entonces sobre la vida real de los animales arborícolas ha desmenti­do, sin embargo, esa idea arraigada.

En mis propios trabajos de campo he recogido abundante documentación de cuán difícil resulta, en verdad, obtener una adecuada alimentación en la bóveda arbórea (allí donde los primates evolucionaron). Esta investigación, en unión con las aportaciones complementarias de otros expertos, ha puesto de manifiesto un punto más: las estrategias adoptadas por los primates primitivos para enfrentarse a las dificultades alimentarias del ambiente arbóreo influyeron poderosamente en la trayectoria evolutiva del orden Primates, en particular la de los antropoides (mo­nos, simios y seres humanos).

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.