Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Los chimpancés y el lenguaje

La capacidad de aprendizaje del lenguaje por parte de los chimpancés hace pensar en una continuidad entre los sistemas de comunicación del mono y del hombre.

En El planeta de los simios, Pierre Boulle dota a estos animales de la capacidad de ha­blar. Este libro nos sitúa en un futuro hipotético donde chimpancés, gorilas y orangutanes han adquirido un lenguaje tan elaborado como el de los hu­manos. Por ahora, sin embargo, los in­­tentos de que aprendan un lenguaje articulado han acabado siempre en fracaso, hecho explicable en la medida en que el aparato fonador del chimpan­cé dificulta la producción de sonidos abiertos, como los de las vocales. Ca­thy y Keith Hayes criaron, hará unos cincuenta años, una chimpancé llama­da Vicki; tras años de aprendiza­je, lograron que articulara penosa­men­te cuatro vocalizaciones parecidas a las palabras inglesas papa, mama, cup ("tazón") y up ("arriba").

En el hombre, la posición baja y la for­ma peculiar de la laringe favorecen la emisión de determinados sonidos, como los de las vocales a, i, u. Los chimpancés tienen facilidad para imitar gestos. Los investigadores han procurado sacar partido de ello. A mediados de la década de los sesenta, Allen y Beatrix Gardner, de la Universidad de Nevada, sometieron a Washoe, un chimpancé de ocho meses, a un adiestramiento intensi­vo en el uso de Ameslan, el sistema de comunicación por gestos de los sor­dos norteamericanos. Después de más de dos años de entrenamiento, Washoe contaba con un vocabulario de 68 signos formado básicamente por exhortaciones (¡más!, ¡ven!, ¡fuera!, etc.). Con el tiempo, Washoe enriqueció su vocabulario hasta conseguir producir unas 150 "palabras". A mediados de la década de los ochenta se realizaron nuevos intentos con otros monos: el chimpancé Nim, el gorila Coco y el orangután Chantek. Los resultados fueron diversos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.