Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Neurobiología del miedo

Se empiezan a conocer los procesos neuroquímicos que originan diferentes tipos de miedo en el mono. De los resultados obtenidos podrían servirse los métodos para el tratamiento de la ansiedad en el hombre.

Con los años, las personas adquieren un repertorio variopinto de habilidades para hacer frente a una amplia gama de situaciones de miedo. Intentarán aplacar a un airado profesor o un jefe irritado, y gritarán o correrán si son perseguidas por un agresor. Pero habrá quien se derrumbe en circunstancias que otros considerarían de escasa entidad. El miedo al ridículo podría hacerles temblar sin fuerzas para controlarse cuando se les invita a hablar en público, o el terror ante extraños podría llevarles a encerrarse en casa, incapaces de ir al trabajo o salir a hacer la compra. ¿Por qué algunos son presa de un miedo excesivo?

En la Universidad de Wisconsin en Madison, estoy investigando con Steven E. Shelton el problema. Nos proponemos identificar los procesos cerebrales específicos que regulan el miedo y los comportamientos asociados. A pesar de las técnicas de captación de imágenes no invasivas, resulta todavía muy difícil obtener la misma información en el hombre. De ahí que hayamos centrado nuestra atención en el macaco (Macaca mulatta), animal que pasa por algunas de las mismas etapas de desarrollo fisiológico y psicológico que los humanos, si bien en un intervalo temporal más estrecho. La profundización en la naturaleza y funcionamiento de los circuitos neuronales que modulan el miedo en los monos debiera servir para determinar qué procesos cerebrales originan pareja ansiedad desproporcionada en las personas, lo que facilitaría el diseño de nuevas terapias para atemperarla.

Contenidos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.