Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Noviembre de 2007
Fisiología

¿Por qué engordamos?

La comprensión del modo en que el metabolismo lipídico se subvierte y provoca obesidad revela nuevas formas de vencer el sobrepeso.

JON KRAUSE

Desde los albores de la humanidad, y durante la mayor parte de nuestra historia, comer era literalmente una cuestión de "aquí te pillo, aquí te mato". Para sobrevivir en esas condiciones de acceso intermitente a la comida, resultaba de gran ayuda la capacidad de almacenar la energía ingerida, donde recurrir en momentos de carencia. El tejido adiposo, la grasa, es el órgano especializado en esa tarea.

Nuestra capacidad para almacenar grasa reviste una importancia vital. Permite que una persona sobreviva a la inanición durante varios meses. Sin embargo, en la etapa más reciente de la historia de la humanidad, esa reserva energética en forma de grasa ha ido creciendo en numerosas poblaciones. Cuando la grasa corporal es tan abundante que pone en peligro la salud del individuo, decimos que provoca obesidad.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.