Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Junio de 1992
Geología

Las cordilleras de plegamiento y el ciclo supercontinental

Cada 500 millones de años, los continentes se juntan en una sola masa terrestre. Las interacciones tectónicas relacionadas con la formación y ruptura de estos supercontinentes dan cuenta del origen de las cordilleras de plegamiento.

En los últimos años hemos llegado, junto con otros colegas, a la sorprendente conclusión de que en el movimiento de la corteza terrestre se manifiesta un comportamiento ordenado: cada pocos cientos de millones de años, todos los continentes se congregan en una masa de tierras, en un supercontinente. Una peculiaridad de esta teoría es que puede explicar las diversas maneras de formarse las cordilleras de plegamiento existentes en el globo. También los geólogos dedicados a la reconstrucción de pretéritas situaciones geográficas de los continentes hallarán ayuda en nuestro modelo.

El conocimiento que poseemos de los continentes arranca de la teoría de la tectónica de placas, avanzada hace unos 25 años. Aportaba ella una primera explicación cabal del origen de las cordilleras de plegamiento, el desarrollo y destrucción de las cuencas oceánicas y la distribución global de terremotos y volcanes. La litosfera —capa rígida externa de la Tierra que abarca tanto los fondos oceánicos como las elevadas masas continentales— se divide en siete grandes secciones o placas; sitúanse éstas sobre la astenosfera, capa caliente y plástica del manto terrestre. El calor liberado por los elementos radiactivos del interior terrestre alimenta las corrientes de convección en las profundidades de nuestro planeta, corrientes que impulsan las placas por la superficie con una velocidad de varios centímetros por año.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.