Historia de la química

Química, magnetismo y electricidad: 1778-1784

La resonancia de los nuevos progresos en el sector de la química pneumática inspiró «descubrimientos» fantasiosos a personajes singulares. El más célebre de tales casos fue Mesmer, con su fluido magnético.

Le Scienze

El entusiasmo que siguió al descubrimiento de tantos gases nuevos dio vida, en las postrimerías del siglo xviii, a un programa intenso de investigaciones encaminado a determinar su posible aplicación en la terapia de diversas patologías. La posibilidad de combinar artificialmente el aire fijo con algunas aguas minerales dio vida al descubrimiento de numerosos fármacos nuevos capacitados para eliminar los cálculos biliares. Resaltemos el ejemplo del médico inglés Thomas Beddoes (1760-1808), uno de los más entusiastas a la hora de aplicar los gases a la curación de enfermedades muy dispares. A tal fin había preparado diversas medicinas de aire fijo, aptas, según afirmaba, para tratar el asma, los cálculos, las enfermedades venéreas, la tuberculosis y otros males muy extendidos en la época. En 1797 fundó también la Institución Pneumática, una suerte de fábrica de gases terapéuticos, destinada a la venta y difusión de nuevos fármacos. Sin embargo, los esfuerzos empeñados en Inglaterra en difundir y comercializar los gases para la cura de enfermedades tuvieron un éxito magro; la ciencia oficial, representada por la Royal Society, desanimaba su producción y uso, reputándolos remedios carentes de la seguridad necesaria.

La popularidad disfrutada por los hallazgos de tantos fluidos elásticos había inspirado a diversos naturalistas y charlatanes la invención de otros nuevos. El caso más espectacular fue, sin duda, el representado por el «descubrimiento» del fluido magnético por el médico austriaco Franz Anton Mesmer (1734-1815). Nacido en un villorrio de las cercanías del lago Constanza, Mesmer se inscribió en la facultad de medicina de Viena; en 1776 obtuvo el grado de doctor con una tesis titulada Dissertatio physico-medica de plantarum influxu. En ese breve tratado se nos revelan los rasgos esenciales de su personalidad. Tras una sumaria descripción del sistema newtoniano sobre la atracción universal, Mesmer se proponía demostrar las posibles aplicaciones en medicina, defendiendo la teoría paracelsista de la correspondencia entre macrocosmos y microcosmos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?
  • Lavoisier: La revolución química

    Temas IyC Nº 64

    Abril/Junio 2011

    Revista digital en PDF

    6,50 €

    Revista en papel

    Agotado

    Suscripción

    No disponible

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.