Paleoantropología

Antiguos fósiles de homínidos en Africa

Una nueva especie de Australopithecus, el antepasado de Homo, hace remontar los orígenes de la bipedia a hace unos cuatro millones de años.
Corría el año 1965. Bryan Patterson, paleoantropólogo de la Universidad de Harvard, extrajo un fragmento fósil de húmero en el yacimiento de Kanapoi, al norte de Kenia. El y sus colegas sabían que sería difícil sacar en claro algo de anatomía o sobre evolución de un pequeño trozo de la articulación del codo. No obstante, reconocieron algunos rasgos que evocaban a un homínido primitivo (un homínido es un primate que anda erguido) llamado Australopithecus, descubierto hacía 40 años en Sudáfrica por Raymond Dart, de la Universidad del Witwatersrand. Sin embargo, por muchos detalles Patterson y su equipo consideraron que el fragmento de húmero se parecía más al de los humanos modernos que los hasta hoy conocidos de otros australopitecos.
La edad del fósil de Kanapoi resultó un tanto sorprendente. Aunque las técnicas para datar las rocas en que se descubrió el fósil eran entonces bastante rudimentarias, el grupo que trabajaba en Kenia pudo mostrar que el hueso era probablemente más antiguo que los diversos ejemplares de Australopithecus conocidos. A pesar de este resultado insólito, la importancia del descubrimiento de Patterson no se confirmó hasta pasados otros 30 años. Entre tanto, fueron apareciendo restos de tantos primitivos homínidos importantes, que el húmero de Kanapoi casi cayó en el olvido.
Con todo, el fósil de Patterson acabaría ayudando a establecer la existencia de una nueva especie de Australopithecus --la más antigua identificada hasta hoy-- y a remontar el origen de la bipedia erguida a hace más de cuatro millones de años (Ma.). Mas para ver cómo esto ocurrió, hemos de volver sobre los pasos que los paleoantropólogos han dado en su construcción de un esquema de la historia de la evolución humana.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.