Capacidad cerebral y evolución humana

Los cambios de mayor alcance experimentados en la sociedad humana han ido acompañados de un descenso progresivo del tamaño de nuestro cerebro.

Los humanos diferimos de nuestros parientes más cercanos, los monos antropomorfos, en tres rasgos biológicos principales. De los tres nos habla el registro fósil: aumento general del tamaño del cerebro, locomoción en bipedestación erguida y remodelación del aparato mandibular.

El cerebro humano, con un volumen medio de 1230 centímetros cúbicos, es unas tres veces mayor que el de los grandes primates (385 cc en el chimpancé común, 405 cc en el orangután y 495 en el gorila). El modelo humano de marcha bípeda, singular en el reino animal, ha comportado la aparición de notables diferencias, en la forma y la función, entre humanos y grandes primates. Por último, las mandíbulas y los dientes han sido objeto de una transformación radical en los humanos; el cambio más evidente lo advertimos en la reducción drástica del tamaño de los caninos, que, desde el punto de vista funcional, han abandonado su aspecto de daga para semejarse a los incisivos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.