Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

  • 22/02/2018 - CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

    Los compuestos volátiles derivados de productos domésticos contaminan tanto como los vehículos

    Sus emisiones han aumentado y contribuyen significativamente a la contaminación del aire en las zonas urbanas.

  • 22/02/2018 - Psicología social

    La realidad virtual como terapia para maltratadores

    Los condenados por violencia de género presentan una menor capacidad para reconocer expresiones faciales de miedo. La simulación virtual podría corregir este déficit emocional mediante el aumento del nivel de empatía hacía las víctimas.

  • 21/02/2018 - Astronomía

    La tormenta que se muere en Neptuno

    En solo tres años, una tormenta del hemisferio sur de Neptuno se ha encogido visiblemente y seguramente desaparecerá por completo enseguida. Comparte así la suerte de otras cuatro grandes tormentas que solo perduraron unos años.

  • 21/02/2018 - Energía

    Un nuevo enfoque para las baterías recargables

    Una membrana en forma de red metálica permite resolver un antiguo problema del que adolecían las baterías de electrodo fundido. El hallazgo augura una nueva vía para el almacenamiento de energía solar y eólica.

  • 20/02/2018 - Geofísica

    Coros y auroras (con un vídeo)

    Una teoría explicaba un tipo de auroras boreales y australes que presentan características periódicas. Un satélite artificial japonés ha comprobado que es correcta. Un vídeo creado por los científicos del proyecto exhibe representaciones de los «sonidos» de las ondas electromagnéticas, conocidas como «coro» o «estribillo», que intervienen en el fenómeno y de las trayectorias de los electrones generadores de esas auroras.

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Temas IyC
  • Julio/Septiembre 2016Nº 85

Biología

Un alimento "vivo"

La leche materna contiene bacterias que, una vez en el intestino infantil, desempeñan funciones biológicas relevantes.

Menear

La leche materna confiere al recién nacido una notable protección frente a enfermedades infecciosas gracias a la acción combinada de diversos componentes: inmunoglobulinas, células inmunocompetentes, ácidos grasos, oligosacáridos, péptidos, etcétera [véase «Así protege la leche materna de la madre al recién nacido», por Jack Newman; Investigación y Ciencia, febrero de 1996]. En fecha reciente se ha demostrado que este fluido biológico es, además, una fuente de bacterias comensales o probióticas para el intestino infantil. Se trata de un hallazgo relevante ya que tradicionalmente se había considerado que la leche materna era estéril. Entre las bacterias que se aíslan con mayor frecuencia de la leche humana destacan estafilococos, estreptococos, bifidobacterias y bacterias lácticas (como los lactobacilos).

Función bacteriana

La leche humana constituye un factor clave en la iniciación y el desarrollo de la microbiota intestinal del neonato, ya que garantiza un aporte constante de bacterias durante toda la lactancia.

En los últimos años, los problemas asociados a la difusión de bacterias resistentes a antibióticos han conducido a un renovado interés por la bacterioterapia, una práctica que hace uso de bacterias comensales o probióticas para prevenir o tratar la colonización del hospedador por parte de microorganismos patógenos. Esta estrategia se basa en el principio de exclusión competitiva, por el que ciertas bacterias no patógenas se imponen sobre los patógenos cuando compiten por el mismo nicho ecológico.

La leche materna es el único alimento ingerido por un gran número de neonatos, una población muy sensible a las enfermedades infecciosas. En consecuencia, el aislamiento de bacterias con propiedades beneficiosas para la salud de los niños a partir de leche humana resulta particularmente atractivo ya que, por su propia naturaleza, cumplen algunos de los requisitos recomendados para bacterias empleadas a modo de probióticos humanos: origen humano, ingestión infantil prolongada sin efectos adversos y adaptación tanto a mucosas como a substratos lácteos. De hecho, los lactobacilos aislados de leche materna poseen un potencial probiótico similar o superior al de ciertas cepas de gran difusión comercial.

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.