Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Octubre de 1988
Historia de la técnica

El computador del Dr. Atanasoff

Durante décadas se ha atribuido erróneamente la paternidad del ordenador electrónico digital, honor que se reconoce por fin a un físico otrora olvidado, John V. Atanasoff.

La historia hizo justicia por fin a John V. Atanasoff. Tras decenios de oscuro anonimato, este profesor jubilado de física comenzó a recibir a los 84 años el reconocimiento de las ciencias del cómputo por algo que realizó casi medio siglo antes: la invención de la primera computadora digital electrónica. Hasta hace poco los textos de historia de la informática atribuían a otros ese logro.

En tales relatos se afirma que los ordenadores actuales tuvieron sus orígenes en el decenio de 1930 y en los primeros años cuarenta, época en que abundaron los intentos independientes y enfrentados para automatizar, acelerar y, en general, eliminar el fastidio y la monotonía de los procesos de cálculo largos. Así, por ejemplo, Van­ne­bar Bush, del Instituto de Tecno­logía de Massachusetts, acabó en 1932 una computadora mecánica que efectuaba cálculos por medio de engranajes y ejes giratorios. El alemán Konrad Zuse, George R. Stibitz, de los La­bo­ratorios Bell Telephone, y Howard H. Aiken, de la Universidad de Harvard (este último con la colaboración de la International Business Machines Corporation, IBM) desarrollaron, hacia finales de los años treinta y cada uno por su parte, ordenadores "electromecánicos", en los que se utilizaban relés para la representación de los números. Las posiciones "cerrado" y "abierto" de los contactos del relé representaban los dígitos 0 y 1 del sistema de numeración binaria, cuya base es 2. (A diferencia del sistema de numeración normal, de base 10 y que para expresar los números se vale de los dígitos 0 al 9, en el sistema binario los números se representan me­diante combinaciones de ceros y unos.)

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.