Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Mayo de 1993
Ingeniería electrónica

La óptica da en el blanco. Ordenador óptico con memoria espaciotemporal

Se ha presentado un ordenador (casi) óptico que almacena y maneja sus instrucciones y datos en forma de impulsos luminosos.

El cálculo digital dio un paso de gigante cuando se terminó, en la Universidad de Manchester, allá por 1948, el Mark I, primer computador enteramente electrónico capaz de almacenar en memoria su propio programa. No menos audaz —y vacilante— fue el avance operado en computación óptica, tan en su infancia aún, a principios de 1993 cuando Harry F. Jordan y Vincent P. Heuring, de la Universidad de Colorado, presentaron un ordenador (casi) óptico que almacena y maneja sus instrucciones y datos en forma de impulsos luminosos.

Como el Mark I, el ordenador óptico de bits seriados (OOBS) es grande y obtuso, y se ha construido sólo para probar un principio de la arquitectura de ordenadores. Apenas hace otra cosa que conmutaciones, recuentos y operaciones de aritmética de carácter básico, y sólo tiene 128 bytes de memoria. Ahora bien, todo eso lo hace de un modo radicalmente distinto de cualquier ordenador que jamás se haya construido.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.