El descubrimiento de la radiactividad

El descubrimiento de la radiactividad ha sido crucial en la historia de las ciencias. Es, en las ciencias físicas, fermento de grandes teorías de nuestro siglo: la relatividad de Einstein, la mecánica cuántica y la física de partículas.

Los investigadores del siglo XIX habían acumulado muchos conocimientos sobre el mundo macroscópico: la química, el electromagnetismo, la óptica. El descubrimiento de la radiactividad en 1896 sacude y agrieta este sólido edificio de conocimientos y amplía los campos de investigación; sus efectos se propagan a todas las disciplinas científicas: a la medicina, a la biología, a la geología y, claro está, a la física, como vamos a ver a continuación.

La radiactividad, al dar acceso a la estructura microscópica de la materia y a las fuerzas que en ella se manifiestan, confiere un nuevo sentido a los fenómenos físicos macroscópicos. Y, en el mismo momento en que la química admite la existencia de átomos, la radiactividad pone de manifiesto que no son indivisibles.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?
  • Núcleos atómicos y radiactividad

    Temas IyC Nº 9

    Julio/Septiembre 1997

    Revista digital en PDF

    6,50 €

    Revista en papel

    Agotado

    Suscripción

    No disponible

Contenidos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.