Núcleos atómicos exóticos

Poseen neutrones y protones en proporciones muy distintas de las que caracterizan a los núcleos encontrados en la naturaleza. Sus propiedades abren nuevas perspectivas sobre la materia.

Cuando el tamaño de un objeto no alcanza la millonésima de millonésima de centímetro, carecemos de medios para medir directamente siquiera sus propiedades más simples. Hay que inferirlas. Lo que confiere más valor a nuestro creciente conocimiento de las propiedades del núcleo atómico, el conglomerado de protones y neutrones que constituye el corazón del átomo. Durante largo tiempo se supuso, por ejemplo, que todos los núcleos eran esféricos. Luego resultó que los había oblongos como los balones de rugby. Y ahora se ha llegado a la conclusión de que en muy raras ocasiones adquieren forma esférica. Las investigaciones posibilitadas por la nueva generación de aceleradores de partículas y de sistemas de detección muestran que no sólo pueden ser esféricos u oblongos, sino también achatados (en forma de disco), triaxiales (como un balón de rugby parcialmente desinflado) u octupolares (piriformes). En efecto, la concurrencia de diversas deformaciones origina un núcleo en «cacahuete» o en «balón de rugby con su ecuador protuberante». De los recientemente descubiertos, algunos muestran deformaciones mucho mayores que las que jamás se imaginaron en núcleos estables. Más aún, contrariamente a lo sostenido hace sólo una década, resulta que ciertos núcleos presentan más de una forma fija.

En no pequeña cuantía, esas nuevas perspectivas han surgido a raíz de las investigaciones realizadas en núcleos atómicos bajo condiciones exóticas, muy alejadas de las correspondientes a los núcleos estables que se encuentran en la naturaleza. Por exótico se entiende aquí el núcleo que posee un número total de neutrones o de protones notablemente distinto del que ostentan los núcleos que se hallan en forma natural en la corteza terrestre. En este contexto, a lo largo de los experimentos realizados por los autores en el Laboratorio Nacional de Oak Ridge, se descubrió el isótopo talio 184. Al igual que los restantes átomos de talio, su núcleo contiene 81 protones. (El número de protones es el mismo para todos los isótopos de un elemento químico dado.) Por otra parte, el talio 184 posee únicamente 103 neutrones, 19 menos que el isótopo de talio más ligero que se encuentra en la Tierra de manera natural. (El número de neutrones en el núcleo de un elemento varía de un isótopo a otro.)

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.