Nuevas radiactividades

Un núcleo atómico puede reestructurarse espontáneamente desprendiendo agregados extraños de protones y neutrones. Las observaciones de estas nuevas radiactividades han arrojado luz sobre las teorías de la dinámica nuclear.

Las radiactividades son las cartas credenciales que nos llegan de un mundo remoto: el núcleo del átomo. Un núcleo puede proyectar un destello de energía, una pareja de protones, algunos neutrones u otras partículas. Cada embajador de éstos porta su propio mensaje. Muy a menudo indican la desintegración de un núcleo, de un estado energético inestable a otro menos energético y más estable. Las radiactividades proporcionan también sutiles indicios acerca de la estructura nuclear. Ensamblando adecuadamente todas las piezas, los investigadores han elaborado modelos detallados del núcleo, que no se limitan a interpretar la mayoría de los fenómenos nucleares, sino que predicen también muchos nuevos tipos de radiactividades. El éxito que supuso el descubrimiento de varios de estos nuevos fragmentos nucleares correspondió a la última década.

Los descubrimientos acabaron con el dilema que había acarreado la física nuclear durante 40 años. Hasta la década de los ochenta todo parecía indicar que los fragmentos nucleares originados en los procesos radiactivos se agrupaban en torno a tres tamaños, cuyos valores eran "grosso modo" de cuatro, 100 o 200 nucleones (término que alude tanto a protones como a neutrones). En la primera categoría se encuentra la partícula alfa, o núcleo de helio. Cuando un núcleo emite una partícula alfa, el núcleo resultante consta de unos 200 nucleones. En el tamaño de 100 nucleones tenemos los fragmentos de fisión, un proceso en el cual un núcleo pesado se escinde aproximadamente por la mitad. El restringido número de tamaños suscita una cuestión intrigante: ¿por qué el núcleo no emite un fragmento con otras cantidades de nucleones? ¿Por qué no 14 o 24?

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.