El rechazo de los Modernos

Al acercarse a la madurez, hacia 1670, Newton empieza a desdeñar la lectura de los autores contemporáneos, vuelve al estudio de los "Antiguos" y se vuelca en investigaciones de alquimia, teología y exégesis bíblica.

Durante sus anni mirabiles, Newton se inspira en un número limitado de autores; pero esas lecturas de juventud le ponen en contacto con las ideas más innovadoras del momento con la "investigación puntera". En el transcurso de los años setenta, su actitud experimenta un cambio radical. Desarrolla una profunda aversión por los "Modernos", "los hombres de los tiempos recientes", para volver su mirada hacia los "Antiguos". Al propio tiempo, amplía sus intereses a la alquimia, la teología, la interpretación de los textos sagrados y la cronología de las civilizaciones antiguas.

¿Qué motivaciones podrían haber inducido a un matemático y experimentador, capaz de trascender las lindes de sus contemporáneos, a interrogarse sobre la transmutación de los metales, la presencia de un "espíritu vegetativo" activo en la Naturaleza, la religión de Noé, las dinastías de los reyes de Egipto, Mesopotamia e Israel, la Cábala y las proporciones del templo de Salomón?

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?
  • Newton

    Temas IyC Nº 50

    Octubre/Diciembre 2007

    Revista digital en PDF

    6,50 €

    Revista en papel

    6,90 €

    Suscripción

    No disponible

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.