Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

  • 22/06/2018 - DESARROLLO EMBRIONARIO

    Logran modificar la forma de los tejidos embrionarios mediante optogenética

    Con ello se está más cerca de la creación de tejidos biológicos con formas personalizadas, lo que tiene importantes repercusiones en medicina regenerativa.

  • 21/06/2018 - Toxicología

    Abuelos expuestos, nietos afectados

    En ratones, los efectos negativos del bisfenol A, compuesto tóxico presente en botellas de plástico, dentífricos o resinas, se observan más allá de la segunda generación. En concreto, la sustancia podría afectar la vocalización de los descendientes.

  • 20/06/2018 - Genética

    Una levadura desafía al código genético

    Entre las reglas verdaderamente inviolables de la vida está la inmutabilidad del código genético. Bacterias, plantas, personas: los seres vivos construyen sus proteínas siguiendo unas mismas instrucciones, codificadas mediante secuencias de unos mismos grupos de tres letras. Pero siempre hay quien que va por libre.

  • 20/06/2018 - Alimentación

    Alimentos de doble filo

    Los aperitivos ricos en grasas e hidratos de carbono activan de manera intensa las áreas cerebrales de recompensa, lo que los convierte en muy gratificantes.

  • 19/06/2018 - Astrofísica

    Cuando una estrella se cruza con un agujero negro

    Se ha observado por primera vez de forma casi directa la fragmentación de un objeto por un agujero negro y la creación de un chorro de partículas ultraveloces.

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Temas IyC
  • Abril/Junio 2018Nº 92

Evolución humana

La mente neandertal

Los estudios anatómicos, genéticos y arqueológicos arrojan luz sobre la forma de vida de nuestros enigmáticos primos evolutivos.

Menear

Un día claro en Gibraltar, desde la cueva de Gorham puede divisarse la accidentada costa del norte de Marruecos alzándose sobre un mar de color turquesa. En el interior de la cueva reina la calma y solo se oye el murmullo de las olas chocando contra la playa rocosa. Pero, en alta mar, el estrecho que separa el extremo sur de la península ibérica del continente africano bulle de actividad. Los barcos pesqueros sondean las aguas en busca de atunes y peces aguja, los cruceros llenos de turistas navegan frente al enorme macizo calcáreo de Gibraltar y los buques petroleros transportan crudo desde el Mediterráneo hacia el Atlántico. Las rápidas corrientes, ricas en nutrientes, el clima templado y su privilegiada ubicación han atraído a los humanos a este lugar desde hace milenios.

Un grupo destacado de ellos se asentó en esta región durante decenas de miles de años, resistiendo a diversas glaciaciones. En esas épocas frías, el nivel del mar era más bajo y dejaba expuesta una vasta llanura frente a la cueva, un terreno donde prosperaban una gran variedad de animales y plantas. Esos individuos explotaban con eficacia los generosos recursos que ofrecía su entorno. Cazaban animales de gran tamaño, como la cabra montesa y las focas, y otros más pequeños, como conejos y palomas; pescaban doradas y recogían mejillones y lapas en las orillas alejadas; o recolectaban piñones de los árboles cercanos. En ocasiones, cazaban cuervos y águilas para adornarse con sus hermosas plumas negras. Y también grabaron en la pared de la cueva símbolos cuyo significado se ha perdido en el tiempo.

En todos esos aspectos, tales seres se comportaban igual que nuestros antepasados Homo sapiens, quienes se originaron en África, con la misma anatomía que poseemos hoy en día, y terminaron por colonizar todos los rincones del planeta. Pero los habitantes de Gibraltar no formaban parte de esos humanos anatómicamente modernos. Eran neandertales, unos parientes nuestros corpulentos y con unas características cejas prominentes que vivieron en Eurasia hace entre 39.000 y 350.000 años. El mismo nombre de «neandertal» se ha considerado en la cultura popular sinónimo de idiotez y brutalidad.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.