Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Temas IyC
  • Julio/Septiembre 2008Nº 53

Astronomía

La génesis de los planetas

Considerada antaño la formación planetaria un proceso firmemente determinado hacia una conclusión prevista, se comprueba ahora su auténtico carácter caótico.

Menear

Desde un punto de vista cósmico, los planetas sólo son escombros, irrelevantes en el contexto imponente de la historia de la expansión de los cielos. Sin embargo, pocos objetos hay más diversos y complejos en el universo. Ninguna otra clase de cuerpos soporta tal entrecruzarse de procesos astronómicos, geológicos, químicos y biológicos. Ningún otro lugar del cosmos podría albergar la vida que conocemos. La diversidad de los mundos de nuestro sistema solar es extraordinaria. Aun así, nos han asombrado los descubrimientos de los últimos diez años, en los que se han encontrado más de 200 planetas.

La amplia variedad de su masa, tamaño, composición química y órbita constituye un reto para quienes investigan sus orígenes. Cuando el autor preparaba el doctorado en los años setenta, predominaba la idea de que la formación planetaria era un proceso determinista y bien ordenado, una cadena de ensamblaje que convertía discos amorfos de gas y polvo en copias de nuestro sistema solar. Hoy sabemos que se trata de un proceso caótico, con resultados muy diferentes para cada sistema. Los mundos que emergen son los supervivientes de una barahúnda de mecanismos que compiten por crear y destruir. Muchos planetas se despedazan, se precipitan contra los fuegos de la estrella naciente o parten al espacio interestelar. Nuestra propia Tierra podría tener hermanos perdidos que vagan desde hace mucho por el oscuro vacío.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados